Artículo de interés

Eugene Nida

Eugene Nida es un etnolingüista, director de todos los trabajos de traducciones bíblicas.

Define a la traducción como una equivalencia dinámica que no implica la equivalencia palabra por palabra. La traducción consiste en producir en la lengua receptora el equivalente natural más próximo posible del mensaje de la lengua de origen, primero en lo que se refiere a la significación, luego en lo que se refiere al estilo.

Principio fundamental de Nida expresado en su obra “Lingüística y Etnología”

“Las palabras no pueden ser comprendidas correctamente, aisladas de los fenómenos culturales localizados de los cuales aquellas son símbolos”.

Nida aboga por la equivalencia dinámica en oposición con la equivalencia formal (acróstica). Diferencia entre el nuevo y el viejo enfoque en materia de traducción. Hay que identificar a Nida con equivalencia y no identidad; equivalencia o correspondencia dinámica. Para Nida existe un concepto antiguo que llama la correspondencia formal del lenguaje que se atiene a la cuestión estilística; es así que Nida propone la correspondencia dinámica.

Concepto de Equivalencia Dinámica.

La respuesta provocada en el receptor debe ser similar a la reacción original del mensaje por parte de los receptores originales. Es interesante resaltar que Nida no habla de lengua meta sino que habla de lengua receptora. El nivel de correspondencia debe establecerse en la medida en que lector promedio sea capaz de entenderla correctamente, más aun, no se trata de la mera posibilidad de que lo entienda correctamente sino que debemos asegurarnos de que realmente le sea imposible no entenderlo.

Existen diferentes niveles de comprensión y corrección. También existen diferentes niveles sociales y educativos. No se deben forzar las estructuras formales de una lengua sobre otra sino que habrá que hacer todos los cambios necesarios para reproducir los mensajes según los modelos estructurales de la lengua del receptor. En esto consiste la equivalencia o correspondencia dinámica, que debe contemplar tres factores esenciales referidos a la comunicación al momento de traducir:

 Función informativa (apelativa): Una cosa es la orden y otra es aquello a lo que se apela para que el receptor actúe según lo dispuesto. Informar no es meramente comunicar.

 Función expresiva o lingüística: La poesía en la Biblia no puede ser traducida como un texto filosófico. La Biblia reconoce un espectro muy grande de géneros literarios como la poesía, filosofía, parábolas, estructura epistolar en las cartas de Pablo.

 Función imperativa: también es apelativa ya que al mismo tiempo que se transmiten las normas morales hay una apelación a que ella se cumpla. La función imperativa, según Nida, es la manifestación de principios éticos, la transmisión de una forma de vida, por ejemplo en el pasaje de Mateo, Mateo mismo dice: “que tu mano izquierda no sepa lo que hace tu mano derecha”. Esto significa o hace mención al concepto de corrupción. Ni juzgues a los demás para no ser juzgado, para que Dios no te juzgue a ti (Mateo 7.1).

Nida dice que no hay lenguas más nobles que otras, la dificultad es que el traducir carecía de datos importantes que definían a los hechos (exégesis). Es coherente con sus principios, es así que para posibilitar el concepto de correspondencia dinámica hay que proceder a la exégesis y no a la hermenéutica.

“Sí a la exégesis. No a la hermenéutica”

Ejemplo: Según el procedimiento hermenéutico: “demon possessed” es diferente a “mentally distressed”.

Exégesis: es la interpretación del texto en su contexto original, es decir en la época de las escrituras. Comprende el estudio del texto, la forma, el propósito, el contenido doctrinal y las conclusiones que pueden obtenerse de un texto dado. Puede ser literal cuando busca un sentido literal del texto, o alegórico cuando busca el significado oculto, encerrado en la palabra. De todos modos la exégesis se ciñe a los métodos de la crítica literaria histórica que siempre aparecerá teñida o influida por las convicciones doctrinales del exégeta.

Hermenéutica: es la interpretación del texto en el contexto actual y no en la cultura bíblica. Parte de la crítica histórica que trata de la correcta interpretación de los documentos adecuándolos a situaciones actuales. Es decir que en la exégesis hay que poner énfasis en el momento en que fue escrito el texto mientras en la hermenéutica se trae el mensaje del texto al momento actual, ambos enfoques son totalmente diferentes. La hermenéutica puede subdividirse en cuatro tipos:

1- Meramente literal: ateniéndose al significado común, a la construcción gramatical y al contexto histórico del mensaje.

2- Moral: Estudio de las motivaciones éticas de los textos (referidos a los alimentos prohibidos en las escrituras).

3- Alegórica: Siempre en un segundo nivel referencial, detrás de las cosas personales y hechos. Ejemplo: entender el arca de Noé como preconcepción de la Iglesia Cristiana.

4- Anagórica: es la interpretación sobre una base mística a través de la enajenación y elevamiento del alma en la contemplación de las cosas divinas.

Originalmente se entendía por “demon possessed” que alguien estaba poseído por el demonio (exégesis) por lo cual “mentally distressed” (mentalmente enajenado) es hermenéutico porque fue interpretado según la época actual.

El académico lo va a entender más que aquel que tiene un nivel inferior. Pero fuera del nivel académico la interpretación del material bíblico, profético y apocalíptico en términos de hechos actuales resulta ser una práctica común en ciertos círculos.

¿Por qué siempre las “escrituras” están en la mira cuando se habla de traducción? Porque:

1- Es la traducción más antigua que existe
2- La obra abarca mayor número de lenguas
3- Mayor variedad de culturas y mundos civilizados
4- Abarca mayor número de géneros literarios (desde la poesía hasta el discurso teológico) que cualquier otra obra literaria.

Filtro lingüístico: Afecta a la comunicación en la medida que cada individuo es diferente, pero si la comunicación les interesa, ambos harán compensaciones haciendo posible la comunicación, es decir que harán un esfuerzo por entenderse mutuamente.

Nida tiene por objetivo interponer una lengua franca entre la lengua receptora y la de partida ya que recurrir a la lengua puente hace a veces de filtro lingüístico.

Ejemplo: Decir “Dios es amor” es imposible en muchas lenguas en las que la palabra amor implica dos actantes.

A los tres procesos fundamentales de la traducción: análisis, transferencia y reestructuración, Nida agrega una cuarta y última operación que es la verificación o proceso de evaluación mediante el cual se verifica que el mensaje haya sido entendido. En esta etapa de verificación o comprobación, Nida entiende que en todas las lenguas hay una mayor identificación de los mensajes a nivel nuclear que a nivel superficial. Para poder traducir y estar seguros que no se omite ninguna parte del mensaje, hay que subdividirlo en subniveles nucleares. Dicho de otro modo, las lenguas presentan mayor similitud a nivel de estructuras de núcleo (circunnuclear) que a nivel de estructuras de superficie por lo tanto en la traducción bíblica se obtiene una mayor garantía de fidelidad sin perder información o distorsión, reduciendo las estructuras gramaticales a nivel circunnuclear.

Ejemplo: (Marcos 1.4) “Apareció Juan el bautista en el desierto proclamando un bautismo de conversión para perdón de los pecados”

Según Nida, bautismo y arrepentimiento son nombres que implican acciones verbales. Él desglosa esta frase en distintos núcleos para poder interpretar lo que quiso decir Marcos en 1.4.

Juan predicaba a la gente
Juan bautizaba la gente
La gente se arrepiente
Dios perdona a la gente
La gente peca.

Este punto es la coherencia de la teoría de Nida ya que no solo debe entenderlo sino que no puede no entender, demostrando que es absolutamente práctico y coherente.

En este 4º punto Nida utiliza el método “Cloze” que es el método de testeo o verificación más seguro y consiste en un espacio en blanco cada 5 palabras por escrito y 10 palabras oralmente. Se basa en el concepto de predictibilidad, es decir que si la traducción está bien hecha, funciona perfectamente el concepto de predictibilidad y el mensaje es comprendido.

Nida también habla de la capacidad canalizadora, es decir que se debe recurrir a la redundancia legítima o legitimadora para que la traducción dinámicamente equivalente se ajuste al mismo mensaje recibido por los receptores originales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s